Una de  las secuelas del terremoto del 27.02.2010 acaecidas en mi Shack de radio, fueron los micrófonos, los que no se encontraban conectados, cayeron al piso, el que más extrañaba era el MC-60A de Kenwood, el cual resultó con el soporte plástico quebrado, recordando la técnica utilizada por los desabolladores, corté una pequeña huincha de malla metálica -mosquetera- y la calenté con el cautín incrustándola en el plástico, para luego colocarle masilla epóxica, una vez seca, lijado y pintura negra, en la foto superior se ve el resultado final,  aún sin la pintura. Ésta técnica resulta muy práctica para recuperar piezas de plástico, no siempre fáciles de conseguir.

Anuncios